Gastronomía

Al contemplar por primera vez el paisaje que rodea Hernán Pérez salta a la vista que el olivo es uno de los motores de la economía de este pueblo. Esta es la razón de que la aceituna y el aceite sean de los productos más apreciados de su gastronomía.
A través de la cooperativa que existe en el pueblo y que pertenece a Acenorca (Aceitunera del Norte de Cáceres), se comercializan tanto las aceitunas, verdes y negras, de las variedades manzanilla y manzanilla cacereña y el aceite, bajo las marcas comerciales Cáparra y Xálima. Estos productos forman parte de la denominación de origen Gata – Hurdes, que a través de su consejo regulador, garantizan la excelencia del producto.
Casi desde la fundación de Hernán Pérez hay noticias de actividad ganadera, principalmente eran ovejas y cabras las que en mayor número formaban las ganaderías. Es por ello que tanto la caldereta de cabrito como la de cordero son platos típicos.
Son típicas también las tradicionales migas, el gazpacho y el zorongollo (ensalada de pimientos asados y cebolla).
Todavía algunos vecinos de Hernán Pérez siguen llevando a cabo cada año la matanza del cerdo, que da como resultado unos magníficos chorizos y morcillas.
En cuanto a dulces se refiere son muy apreciados las flores, los buñuelos, las jeringas y las perrunillas, que en muchas casas se siguen elaborando de modo artesanal.